Buscar

Karla Cerda Otárola: “En el ámbito del emprendimiento y la innovación, cada vez hay más mujeres que están liderando empresas”

Karla Cerda Otárola  (32), Karla Cerda Otárola, ingeniera y COO de la Unidad de Data Science (UDS) de la Universidad de Concepción, comparte su experiencia creciente en ciencia y tecnología, subrayando el avance de las mujeres en estos campos. Desde estudiar una carrera dominada tradicionalmente por hombres hasta liderar importantes proyectos.

La científica ejemplifica cómo las mujeres están cambiando el panorama en la Innovación, participando en programas como Technovation Girls y liderando el proyecto DeepHub, ella muestra que, a pesar de los retos, el progreso hacia la igualdad de género en ciencia y tecnología avanza. La ingeniera invita a las nuevas generaciones a desafiar estereotipos y construir un futuro donde la innovación sea inclusiva.

Karla Cerda

Mediante una interesante conversación, previa al Día Internacional de la Mujer trabajadora 8M,  la ingeniera de la UdeC,  explicó en sencillo el rol que cumple  la Unidad en la que se desempeña  -La ‘Unidad de Data Science-  la cual está centrada en la transferencia tecnológica desde la academia, desde los docentes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Concepción, hacia el exterior (organizaciones públicas y privadas).

Esta transferencia se realiza mediante el desarrollo de proyectos, consultorías y capacitaciones enfocadas en el área de Ciencia de Datos e Inteligencia Artificial. “La UDS es una unidad de negocios dentro de la Facultad. Todo lo que desarrollamos, los proyectos, consultorías, los vendemos a empresas externas. Es una unidad autogestionada y autofinanciada” asegura la científica.

-En el contexto del Día Internacional de los Derechos de la Mujer, ¿cómo ha sido tu experiencia en ser parte de este ecosistema de las ciencias, de la innovación, de la tecnología, dentro del ámbito regional?

“En general, creo que es un ambiente que ha ido cada vez incluyendo a más mujeres. Día a día veo a más mujeres participando en los proyectos que, por ejemplo, nosotros desarrollamos, o en las charlas, workshops, o en los talleres en los que nosotros también participamos. Yo entré a estudiar acá a la UdeC una carrera que, en general, era catalogada para hombres. Cuando entré a estudiar ingeniería, se notaba esa diferencia, siempre había muchos más hombres que mujeres en las clases. En Industrial era un poco menor esa brecha, se veían muchas más mujeres, pero siempre los hombres eran la mayoría”.

“Ahora, ya desempeñándome en el área laboral, me pasa mucho que estoy en una reunión donde soy la única mujer. Generalmente, en el último tiempo he visto más mujeres en la ciencia, lo cual me gusta mucho, creo que es algo que tenemos que seguir potenciando. Ya en el ámbito del emprendimiento, innovación, veo que cada vez hay más mujeres que están liderando empresas, que están involucradas en un equipo que tiene que ver con ciencia y tecnología y que están interesadas en seguir estudiando estas áreas”.

-Según el estudio “Las mujeres en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas en América Latina y El Caribe”, desarrollado por ONU Mujeres, hasta el 2020, sólo el 35% de estudiantes de carreras STEM eran mujeres. Frente a estos datos, ¿crees que existe un alza o una mayor motivación actual por ingresar al ecosistema local?

“Creo que hay un incremento de mujeres ingresando a carreras STEM, a simple vista se ve. Creo también que la UdeC y su Facultad de Ingeniería -y también las otras universidades de la Región- están realizando esfuerzos y programas con colegios para motivar a que más mujeres se incentiven a estudiar carreras relacionadas de este tipo, que pierdan ese miedo a estudiarlo. En ese sentido decirles que no es tan difícil, que en realidad hay que estudiar como cualquier otra profesión y que no hay que tenerle miedo. Participé el año pasado como jueza de un programa dirigido sólo a niñas de hasta 18 años, llamado Technovation Girls, el cual las incentiva a resolver problemas del mundo a través del desarrollo de proyectos en tecnología. Los mejores equipos tienen como premio un viaje a Silicon Valley para presentar sus proyectos, lo cual encuentro que es una gran oportunidad para seguir motivando mujeres”.

-Hace poco fuiste seleccionada (junto con otros 12 emprendimientos de Biobío, que fueron parte del “Torneo New Space”), desde el ámbito de las innovación y tecnologías, cuéntanos un poco respecto a aquello, ¿cómo recibiste dicho reconocimiento?

“El proyecto se llama DeepHub. Es una iniciativa que empezamos a desarrollar desde la Unidad de Data Science. Somos cuatro en el equipo, del cual yo soy la única mujer. Esta es una plataforma que procesa imágenes aéreas georreferenciadas obtenidas por medio de drone o satélites, que etiqueta y entrena modelos de inteligencia artificial, lo cual permite obtener información para tomar mejores decisiones. Está enfocado principalmente en el área forestal”.

“Con este proyecto postulamos al torneo, New Space, donde fuimos seleccionados. Actualmente estamos en un proceso formativo y en abril se darán a conocer los ganadores. En cuanto al equipo de trabajo, creo que es un gran equipo en el que todo ha fluido super bien. Nunca he visto que se hayan hecho diferencias porque yo sea mujer”. 

-¿Cómo crees tú que como sociedad, podemos contribuir en reducir esta brecha de la falta de equidad que existe actualmente entre hombres y mujeres?

“Sé que Corfo cada vez ha impulsado más fondos públicos con porcentajes diferentes, en los cuales te dan más recursos económicos si es una startup o un emprendimiento liderado por mujeres. Esta es una forma de incentivar a que en los equipos haya más mujeres, ya sea como líderes del proyecto o como parte del equipo”.

“Para disminuir esta brecha de falta de equidad, creo que como sociedad debemos educar y entregar valores desde pequeños, desde la casa y en conjunto con el colegio. Aún existen diferencias de género que no deberían ocurrir, pero creo que vamos mejorando a lo largo de los años, poco a poco”. 

-¿Qué le dirías a la Karla, quizás de 10 años, o a una niña de enseñanza básica, quizás está entrando a la media, que tiene más dudas que certezas respecto al ámbito de la innovación y la tecnología? ¿Qué le dirías tú para poder despertar ese interés por la innovación y por la investigación?

“Primero hay que contarles de lo que se trata esta área, darles a entender que no es nada del otro mundo, que como cualquier otra cosa, estudiando y teniendo disciplina, vas a  lograr entrar, por ejemplo, a estudiar una carrera en ciencias de la ingeniería y a ser exitosa en ello. También va harto en la motivación, pero también en la constancia, y que tiene que partir desde muy pequeñas, motivándolas a conocer las ciencias, incentivándolas por el lado de innovación, que pueden estar en equipos donde se desarrolle un emprendimiento relacionado con tecnología, que pueden ser líder y fundadora de su propia empresa, y ser capaces de manejar equipos, sin la necesidad de tener un hombre al lado”.

“A medida que estas motivaciones se realicen desde pequeñas, probablemente cuando tengan que elegir qué estudiar, quizás no van a tener esos pensamientos de por qué voy a entrar a una carrera de ingeniería (donde hay mayoría de hombres tanto en sus estudiantes como en el cuerpo docente). Es un proceso que va a estar madurado a lo largo de los años, con el que quizás se van a ir perdiendo miedos (…) probablemente esa decisión va a ser más fácil de tomar”.

Esta conversación con Karla, no solo visualiza el camino que ella ha recorrido en el mundo de la tecnología y la innovación, sino que también destaca los esfuerzos realizados para incrementar la participación femenina en estas áreas. 

Scroll al inicio